Información general

La historia del noroeste de la Región de Murcia, tiene orígenes tan remotos como el Paleolítico. Prueba de ello es la importante ciudad romano-visigoda, Begastri (Cehegín); Caravaca, Ciudad Santa, con su Santuario consagrado a la Vera Cruz; Bullas, cuna de un excelente vino, la cual recrea, junto a Cehegín, su pasado al hilo de sus torreones y blasones. 

La comarca del Noroeste de la Región de Murcia cuenta con una tradición artesanal e industrial que se remonta al siglo XVIII. La disponibilidad de materias primas como esparto, cáñamo, lino, cereales, pieles, aceitunas, etc.; ha permitido la creación de talleres artesanales y la instalación de molinos para el abastecimiento de productos básicos como harina, aceite y arroz.

El siglo XVIII se caracterizó por la artesanía y algunos ingenios de origen medieval como molinos. Caravaca de la Cruz poseía todo lo necesario para conseguir cierto auge manufacturero: abundancia de materias primas textiles y fuentes de energía (agua y carbón), existencia de una agrupación en poblaciones bastante importante, buenas comunicaciones, etc. A comienzos de la segunda mitad del siglo XIX desaparecieron prácticamente las antiguas especialidades artesanas; pañería (sobre todo en Caravaca y Moratalla), tejidos de lienzos, etc. Actualmente solo se conserva el trabajo del cáñamo y el del esparto. 

Desde entonces, el tejido productivo se ha basado en el calzado, Caravaca, y la piedra natural, Cehegín.

Cargando